¡Cuántos juegos se pueden inventar con unas pocas cosas! Este encantador libro para primeros lectores combina de formas cada vez más frenéticas y divertidas a un niño, un perro